domingo, 13 de noviembre de 2011

Manual Construcción de estufas

Consideraciones a tener en cuenta a la hora de construir una estufa o chimenea a leña.

Medidas y conceptos de Construcción "Guía para el Maestro de Obra"

Las estufas deben reunir por lo menos tres condiciones para que puedan funcionar adecuadamente:

1.- Buena combustión

2.- Máxima irradiación del calor hacia el interior del ambiente

3.- Fácil eliminación de los gases de combustión

Buena combustión: se consigue teniendo en cuenta ciertas medidas que relacionan las dimensiones del hogar con las del conducto de humo (chimenea).

La superficie o el área de la boca será en general diez veces mayor que la de la chimenea, aunque esta relación puede aumentarse doce veces, cuando la chimenea alcanza una altura mayor a
nueve metros.

Es conveniente que el ancho de la boca del hogar sea 1/5 o 1/6 mayor que la altura del mismo. Esto no rige para estufas pequeñas que pueden tener la boca del hogar de forma cuadrada.

(ver cuadro de relaciones prácticas más abajo)

Máxima irradiación del calor hacia el exterior: se logra dando a las paredes laterales del hogar, una dirección oblicua, de 27 grados más o menos, hasta tocar la línea de la pared posterior.

La pared posterior se levantará vertical hasta una altura igual a un tercio de la altura de la boca de la estufa. A partir de esa altura la pared posterior se inclinará hacia el frente, formando con la horizontal un ángulo de 60 grados y seguirá hasta sobrepasar 10 o 15 centímetros el nivel del dintel de la boca del hogar.



Fácil eliminación de los gases de combustión: se obtiene dotando a la estufa de una garganta larga y estrecha, sobre el dintel del hogar y de una cámara de humo.



El área o superficie de la garganta no será inferior a la del conducto de humo (chimenea), y su longitud será igual al ancho de la boca del hogar. El ancho no será en ningún caso inferior a los 10 centímetros.



La cámara de humo (pulmón): se construye con las paredes laterales inclinadas hacia adelante, formando un ángulo de 60 grados con la horizontal. Esta inclinación comienza a unos 10 o 20 centímetros por encima del dintel de la boca del hogar y se prolonga hasta tocar los bordes del conducto de humo.

Las paredes laterales de la cámara de humos se inclinarán hacia adentro en un ángulo de 60º con la horizontal, partiendo desde la garganta hasta la base de la chimenea.

En las ilustraciones se indica la posición y forma del estante de hollín, cuyo cometido no sólo consiste en recoger las cenizas y hollín producido por la combustión y que no podieron ser evacuados por la chimenea, sino que fundamentalmente canaliza las corrientes de aire frío que pudieran descender por el ducto de la chimenea y que dificultarían el correcto tiraje.

La superficie de la sección de la cámara o del ducto de la chimenea, nunca será inferior a 1/10 (10%) del área de la boca de la estufa.

Las superficies y aristas interiores de la cámara de humos y la chimenea deberán estar alisados y redondeados, permitiendo el rápido pasaje de humos.

Periódicamente debe limpiarse el interior de los ductos de la estufa.
Si es posible, se hará una trampilla en la base del estante de hollín, para poder descargar al exterior su contenido al momento de efectuar la limpieza.

Tiene por objeto impedir que las corrientes de aire al descender por la chimenea dificulten el tiraje. Este escalón interior se extiende a lo ancho de la garganta y su profundidad será de 10 a 20 centímetros mayor que el diámetro del conducto de la chimenea.

El conducto: se elevará verticalmente; a partir de cierta altura, se podrá adoptar una inclinación o desvío no mayor de 60 grados. En todos los casos, el eje del hogar debe coincidir con el eje de la cámara de humos.

La terminación superior del conducto de humos debe sobrepasar como mínimo unos 70 centímetros la cumbrera más alta del techo, para evitar que remolinos de viento desciendan por la chimenea.

La base o cimiento de estas estufas estará formada por una plancha de hormigón armado de 10 centímetros de espesor, llevando varillas de 6 mm en malla de 25 centímetros de lado.


Relación entre Boca, hogar y ducto de humos.

Tamaño Ancho Alto Fondo Diámetro Rectangular
Chica
0,70 0,60 0,40 0,25 0,21 x 0,33
0,75 0,70 0,40 0,30 0,21 x 0,33
0,80 0,70 0,40 0,30 0,21 x 0,33
Mediana
0,80 0,75 0,45 0,30 0,21 x 0,33
0,85 0,75 0,40 0,30 0,21 x 0,33
0,85 0,75 0,45 0,30 0,21 x 0,33
Grande
0,90 0,75 0,45 0,38 0,33 x 0,33
1,00 0,75 0,45 0,38 0,33 x 0,33
1,20 0,80 0,50 0,38 0,33 x 0,33







Funcionamiento de una estufa


Todas las chimeneas trabajan mediante un simple efecto físico: Transferencia de calor.





El tiro de una chimenea lleva Aire frío al interior del hogar y este a su vez se calienta en un sitio por arriba del hogar llamado Pulmón es allí se crea un remolino de "Viento" de transferencia de calor el aire caliente es succionado hacia arriba (el aire caliente tiende a subir) y sale por el tiro.(Cuando una estufa trabaja a su mas alto nivel podemos escuchar roncar al pulmón).

Es un error muy común de quienes no saben construir chimeneas hacerlas como una piramide truncada en el interior creyendo que el humo se comporta como un fluido liquido. al ser construidas así se logra que la transferencia de calor entre el aire frío y el aire del fuego se realice directamente en la llama.....crazo error.... El humo en vez de ser exhalado por el tiro se disipa en la sala de la casa.



Forzador de humos. Cuando el tiro de las chimeneas es pobre se puede utilizar el viento del exterior para estimular la evacuación de la camara de humos





No obstante existen otras maneras de estimular el tiro de una chimenea como por ejemplo aumentar el alto del conducto de humos o incorporar una "Veleta" o extractor dinámico de humos este se instala en la parte superior del conducto de humos.

Cuando la cola de la veleta se encuentra orientada hacia los vientos produce un efecto de vacío el cual jala aire del interior, el inconveniente es que tu chimenea siempre va a estar silbando...

El Ducto o Tiro de humos

Preferentemente, el eje vertical del ducto de evacuación de los gases de combustión deberá coincidir con el eje de la propia chimenea. En caso de no ser así, la campana deberá cumplir la función de canalización de los humos. En tal situación, se estudiará el caso y se dispondrán las medidas adecuadas para la campana de humos.

El punto más alto de la chimenea debe sobresalir al menos 1 metro sobre las cumbreras u otras construcciones a su alrededor, con su boca protegida ante el viento y la entrada de corrientes de aire, evitando remolinos que entorpecerían la correcta salida de los humos.

La sección (área del ducto) de la chimenea no debe ser menor que el 10% de la superficie de la boca del hogar.
En lo que sea posible, debe tener sus bordes interiores redondeados y la superficie interior alisada, para permitir el rápido y eficiente pasaje de gases.

Dependiendo del caso particular, la boca de salida de la chimenea podrá tener algún tipo de protección ante la lluvia y el viento.
Existe gran cantidad de recursos al respecto, que van desde una simple rejilla metálica, una tapa de hormigón horizontal a unos 0,12 m sobre la boca de chimenea, turbinas, o sistemas tipo veleta, que gira con el propio viento orientando la boca de salida al lado opuesto de donde proviene la corriente de aire.

2 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. por cierto me encanta la chimenea de hierro de la foto donde hay una lampara de tres pies ,como podria saber quien la ha construido y como averiguar las medidas de esta ??soy soldador y la queria hacer ,,mil gracias.

    ResponderEliminar